terapia regresiva reconstructiva

Terapia regresiva reconstructiva cambiara tu vida

Ser feliz con terapia regresiva reconstructiva

Una de las palabras más consultadas hoy en día en la internet es ser feliz y como ser feliz.

Cuando nos concentramos en esta búsqueda de la felicidad donde cada 5 minutos alrededor de 800 a 1200000 personas  en el mundo están consultando sobre la palabra ser feliz, nos encontramos con muchísimas personas que en la actualidad tienen todo para ser felices. No obstante  el vacío que manifiestan de faltarles algo lo relacionan con la ausencia de felicidad en sus vidas.

Y cuando pegan el grito en el cielo en busca de esa felicidad, salen en su encuentro un sinnúmero de gurús, brujos, marketing, cursos y programas mágicos como posibles soluciones que a la hora de la verdad terminan hundiéndolos en un hueco sin salida, agravando mucho más su búsqueda de la felicidad.  En esa trampa también caemos los profesionales en Coaching con la premisa de que al alcanzar tus metas vas a ser feliz, en este caso déjenme discrepar respetuosamente sobre lo anterior.  El Coaching ayuda a las personas y empresas a alcanzar metas y objetivos en corto tiempo, mediante la confrontación, la mayéutica y otras herramientas más.

 En el caso de traumas, abusos, violaciones,  torturas, secuestros, duelos y otro número importante de situaciones vividas por una persona, el Coaching allí no podrá intervenir pues esas vicisitudes son propias de un terapeuta.

En el campo terapéutico hay muchas propuestas y herramientas que pueden ayudar a las personas a cambiar sus situaciones traumáticas por otros momentos más preciados y decisivos que aporten valor a sus vidas.  Hoy les quiero recomendar la terapia regresiva reconstructiva, que realmente salvo mi vida de la depresión, la soledad, la tristeza y desgano por vida que eran mi pan de cada día. Yo tenía dinero un buen empleo, una familia feliz, muchísimos amigos y personas valiosas a mi lado mas muy dentro de mí había temores y situaciones muy complejas que atormentaban y dirigían mi vida.

Busca muchísima ayuda en el campo terapéutico con colegas terapeutas y psicólogos que trabajaban conmigo, estoy procedimientos me ayudaron bastante más al final del día los síntomas regresaban con más fuerza hasta doblegar mi voluntad, hasta que un día escuche hablar de la terapia regresiva reconstructiva TRR y decidí investigar que era, luego me matricule en un seminario inicial para conocerla más y tener una herramienta más para mis clientes.

Mi experiencia personal con la terapia regresiva reconstructiva fue tan poderosa que el primer dia del seminario en el minuto 55 del primer taller entendí el origen de mi infelicidad, pues me encontré con la figura partan de quien experimente abandono en la niñez, a partir de allí empecé ese maravilloso viaje hacia mi interior, cuatro días después la felicidad que añoraba como un jardín empezó desde el fondo de mi ser a florecer.

Tres meses después practicando con mis colegas terapeutas de mi ciudad,  quienes aplicándome la terapia regresiva reconstructiva, voy hasta el santuario materno  y luego a mis primeros tres años de vida donde descubro el principal bloqueo que me impedía ser feliz, allí acompañado de una presencia espiritual sane mi niño interior perdone a mis padres y la salud en su totalidad regreso a bendecir mi vida. Esta experiencia ocurrió hace ya 7 años  y hoy en día es mi mejor herramienta terapéutica que uso con mis clientes que están en busca de la felicidad.

Con la terapia regresiva reconstructiva si es posible res feliz, pues al acceder a los dos cerebros y encontrar los archivos emocionales que determinaron nuestra vida encontramos también nuevas opciones de sanar y reconstruir en nuestra vida actual una nueva vida.