Pastor-Garcia

Palabras que Sanan parte 3

Palabras que Sanan

Restaurando al Niño Interior parte III.

pastor-garcia

Un Niño Sano Será un Hombre Feliz

Cuando fuimos Niños disfrutábamos del juego, el estudio, la familia, amigos, entorno y la vida.

 

De repente hoy cuando somos adultos hemos pedido el interés por las cosas sencillas, hermosas y gratuitas que nos proporciona el universo y la misma vida, ejemplos: un atardecer; una noche estrellada de luna llena u oscura; un nuevo amanecer donde los pájaros cantan y con sus hermosos cánticos te sientes encantado al escucharlos; un cielo azul con un sol radiante; un día gris o lluvioso; el aroma del café de la mañana o el té de la media tarde; la dulzura de la sonrisa de los niños; un paseo por el campo o por la playa o en yate o en avión; la intimidad con tu pareja; una buena copa de vino; la poesía; leer un buen libro; escuchar música; bailar; cantar; soñar; reír; escribir; pintar; llorar; expresar; etc.

Al omitir lo anterior, nos estamos privando de la vida misma, al negarnos disfrutar de la belleza y magia de este universo que constantemente nos rodean.

Muy bien mis queridas amigas y queridos amigos, en el TV-Show anterior nos quedamos reflexionando sobre la palabra Aceptación, donde explicábamos su significado y a la vez como la práctica constante de la misma podían aportar poderosamente en la personalidad de los niños y a la vez de nosotros mismos.

Les preguntaba qué tanto te aceptabas a ti mismo y como te veías en el espejo, para hacer un recordatorio, si tienes un espejo cerca de ti te pido que te pongas frente a él por un momento, hazlo ahora… Ya que estás ahí, mírate a ti mismo, observa cada parte de tu cuerpo, ¿te gusta lo que ves? ¿Cómo te ves? ¿Qué sensaciones te produce en el cuerpo estar allí mirándote? ¿Qué estás sintiendo? ¿Qué clase de pensamientos te vienen aquí y ahora? ¿Qué te dirías a ti mismo en este momento que estas allí? ¿Qué dirían de ti las personas si te vieran como tú te estás viendo en este momento en el espejo?

Ahora bien retírate del espejo y evalúa la experiencia.

Esto que acabamos de hacer tiene relación directa con la aceptación, dependiendo de cómo te viste, sentiste y escuchaste en este ejercicio, puedes evaluar tu nivel o grado de aceptación personal.

¿Verdad que salen muchas cosas de este ejercicio ante el espejo?

Ahora bien, en este maravilloso día, vamos a continuar sacando riquezas ocultas del Alfabeto Sanador que estamos creando a partir de las palabras más comunes que usamos a diario y cómo ya lo he dicho en programas pasados, estas palabras contienen en sí un poderoso toque energético que ingresa profundamente en las fibras del alma, tocando tu vida y afectándote, para bien o para mal, y esto tiene su efecto en la misma intención al ser proferidas, dicho de otra forma, es que cuando tú dices una palabra con amor, ternura, consideración, solidaridad y belleza, en el receptor ocurre algo milagroso, transformador o mágico que estremece tu ser hasta el hilo más profundo de tus emociones, que te hacer crecer y evolucionar como un ser eterno sin limitaciones donde el lenguaje verba, no verbal, gestos e interacciones limpias te hacen crecer y te empoderan para el liderazgo y excelencia integral.

Esto no se aplica o sucede cuando el lenguaje es brusco cargado de odio, rabia, insultos, maldiciones, venganza y cualquier tipo de agresión hacia la persona receptora, quien inmediatamente psicofisiológicamente, va a incomodarse, produciéndole estrés y en muchísimos casos enfermarse por la carga energética negativa de dichos contenidos.

Estudios científicos han demostrado como el agua cuando es sometida a vibraciones lingüísticas, responde positiva o negativamente dependiendo de los contenidos usados.

Se pueden encontrar muchos videos en YouTube donde el agua que es sometida a estímulos suaves, hermosos y agradables mediante las palabras generan posturas o imágenes hermosas y mágicas que de repente te hacen creer que estas en un cuento de hadas. Por otro lado, la muestra que es expuesta ante palabras de desprecio, maldición, rabia, odio y otras negativas, tienen una reacción terrible, se observan figuras y formas diabólicas, que te introducen en una película de terror donde todo está muerto, deteriorado y sin vida.

Ahora bien, si así reacciona el agua imagínate cómo reaccionaría un ser humano cuando es niño y recibe tremenda carga energética.

De hecho, las emociones con frecuencia se comparan y relacionan mucho con el agua, y como tú bien sabes al 70% del cuerpo humano está compuesto por agua. Así que ten cuidado con tus palabras, pues puedes estar ensuciando tu propia agua que al beberla contaminada de maldiciones y palabras no sanas, te tragas un veneno, que en tu cuerpo con el tiempo se convertirá en cáncer o una terrible enfermedad que acabará con tu vida.

Nuestra palabra sanadora del día de hoy es Amor, que se escribe con A, con la que también se escribe Aborto. Esto se tornó complejo, más bien les cuento una historia Real…

Juan y Francisco de 5 años son vecinos muy allegados que ingresas juntos al jardín, la maestra los sienta juntos a compartir escritorio, reciben las mismas clases y materias, ganan el año y los pasan al siguiente nivel así fue durante la primaria y secundaria. Juan y Francisco están siempre juntos para los juegos, el estudio y la vida que compartían con muchísima armonía, y todos los pueblerinos admirados de tan grande amistad vivían. Terminaron la secundaria, fueron a la misma universidad y los dos optaron por estudiar la misma carrera, Medicina, al ser vecinos compartían las tareas, juntos investigaban, iban a la biblioteca a consultar libros de medicina y las diferentes materias que estaban viendo en su carrera para convertirse en médicos doctores,

Aquí hago un paréntesis esto para los niños y jóvenes de este tiempo que solo conocen internet, anteriormente existían unos lugares de encuentro para los niños, jóvenes, adultos, intelectuales y estudios que se llamaban bibliotecas, donde iban las personas a leer e investigar para sus exámenes en el colegio, materias y parciales para los universitarios. O sea, para que me entiendan, no tenían Google y el copie y pegue no existían, eran tiempos donde se tenía que estudiar de verdad para poder lograr tu título profesional. Bueno a mí también me tocaron esos años maravillosos donde amábamos estudiar.

Bueno continuando con la historia Juan y Francisco se graduaron de médicos cirujanos el mismo día.

Luego se alejaron porque cada uno se fue a un país diferente hacer sus respectivas especializaciones y si recuerdan era el tiempo donde no existía internet, razón por la cual estuvieron sin comunicarse por 5 años.

Después de cinco años, se encuentra en un congreso mundial de medicina, después del abrazo de amigos y colegas e incluso llorar de la emoción, hacen un intercambio de teléfonos y datos de contacto para reunirse después y continuar alimentando esa hermosa amistad. Comparten sus logros y aquí mis queridos amigos veremos la diferencia. Francisco abrió una clínica pediátrica cuya especialidad era la oncología, trataba el cáncer infantil y allí trataba de salvar la vida de los niños, sus pacientes, y daba lo mejor de sí para salvar vidas.

Juan abrió una clínica de abortos donde interrumpían la vida.

Ahora bien, ustedes se pueden estar preguntando y qué paso allí. ¿Si los dos estudiaron y recibieron lo mismo en contenidos educativos?

Pues una respuesta exacta quizás no la vamos a encontrar, mas yo Pastor García como Terapeuta, no me preguntaría que paso allí. o con Juan?

Más bien me preguntaría qué paso allá en casa de Juan cuando era un niño que creció con la idea de destruir la vida y no dejarla fluir.

Volvamos al Alfabeto sanador, con a se escribe Amor,

DRAE

(Del lat. amor, -ōris).

m. Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.

2. m. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.

3. m. Sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo.

4. m. Tendencia a la unión sexual.

5. m. Blandura, suavidad. Cuidar el jardín con amor.

6. m. Persona amada. U. t. en pl. con el mismo significado que en sing. Para llevarle un don a sus amores

7. m. Esmero con que se trabaja una obra deleitándose en ella.

8. m. p. us. Apetito sexual de los animales.

9. m. ant. Voluntad, consentimiento.

10. m. ant. Convenio o ajuste.

11. m. pl. Relaciones amorosas.

Todo lo anterior son definiciones sobre el amor, ahora bien, qué significa específicamente para ti amor

¿Cómo lo vives el amor a nivel personal?

¿Te gusta lo que estás viendo en tu vida?

¿Amas lo que ves ahora mismo en el espejo?

¿Cómo vives el amor con tus hijos?

¿Cómo puedes ayudar aqui y ahora a tu niño interior a sentirse amado?

¿Puedes escribirte una carta de amor?

¿Se la puedes escribir a alguien?

¿Puedes escribirles una carta de amor a tus padres?

¿Puedes escribirles una carta de amor a tus hijos?

¿Puedes, ahora mismo, ir a tu espejo y decirte que te amas y solo decirte palabras de amor?

Cuando nos invade el amor nos invade la vida, todo es mas pasable y soportable si estás aquí presente para ti mismo.

Disfruto del sol, el viento, la lluvia que cae sobre mí, los cantos de los pájaros que me arrullan apaciblemente en el valle del descanso, donde acontece la vida.

Disfruto de la compañía estimulante, armoniosa, espiritual, física, presencial y gratificante de mi pareja.

Amo ser quien soy, sin miedo, a nada pues todo en mi mundo es perfecto.

Estoy a salvo en los brazos del amor, al abrir mis ojos me doy cuenta que solo soy yo, situación que me emociona y da fuerzas para conquistare cada vez más, pues he encontrado el eslabón perdido, me he encontrado conmigo mismo.

Amo el entorno y amo a mi familia.

Amo a Dios, al universo y a toda forma de vida que me rodea, yo soy.

Amo eternamente ser quien soy.

Me amo eternamente. Amén.